Pivotar, gran palabra que define la RAE como “girar sobre un pivote o eje”. Y pivotar es lo que precisamente hemos estado haciendo como empresa social Senderos de Teja desde que empezamos hace ya 3 años.

Hemos pivotado, sí, y estamos orgullosos de ello, manteniendo como eje o pivote nuestra misión y valores, nuestro lema de “mantener los pueblos vivos, de forma sostenible, además de generar un impacto positivo”. Y hemos pivotado porque los años, los lugares y las circunstancias nos han ido enseñando, y para adaptarnos a nuestra misión hemos ido cambiando estrategias, lugares y líneas de negocio.

Seguimos convencidos que desde el ámbito privado se pueden hacer muchas cosas por el beneficio local y global. Y ese es otro de nuestros pivotes. 

Animamos a pivotar a todos aquellos que se asientan en el medio rural, porque pivotar es aprender y avanzar. 

 

Las personas también pivotan: 

Igual que pivotan las empresas, pivotan las personas, porque tenemos derecho a hacerlo, a avanzar, a descubrir y a equivocarnos, teniendo siempre claro los valores y la misión que queremos cumplir en nuestro paso. Pivotar es no quedarse parado, todo lo contrario: manteniendo unos valores, aprender de qué manera puedo estar en el medio en el que he decidido estar.

Asentarse en el medio rural no es fácil, supone mucho esfuerzo y trabajo: Laboral y Personal.

Ir al pueblo es todo lo contrario a “relajarme y no trabajar”, aunque sí tendremos una muy buena calidad de vida, el trabajo es esencial, un trabajo “hacia afuera y hacia dentro”.

Ser capaz de abrir la mente e intentar adaptarse (ser resiliente), además de ser pro activo buscando alternativas para llegar a cumplir el objetivo.

No nos podemos conformar con lo primero que pensamos, debemos ser capaces de buscar alternativas y contrastarlas, de hablar con los residentes, que conocen el medio como nadie, de compartir con ellos y aportar al territorio en el que queremos vivir es fundamental, y sólo se puede aportar si queremos saber lo que necesitan y estar dispuesto a ser generoso y dar.

Se pivota y aprende escuchando y aprendiendo de los que llevan tiempo, de nuestros mayores, de los que llegaron hace un tiempo, de los que no lo lograron….escuchar y compartir siempre es una estrategia útil, en el medio rural y en cualquier otro.

Equipo de Senderos de Teja, que pivotan día tras día 😉

Y pivotando pivotando…poco a poco os iremos contando. 

 

Publicada en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *