Tener la oportunidad de acudir a un Congreso Nacional para hablar de Responsabilidad Social Empresarial es todo un lujo, el compartir con profesionales conocimientos una oportunidad, y acabar el Congreso con un cuaderno lleno de apuntes para seguir mejorando y la agenda llena de tareas que realizar quiere decir que el Congreso ha sido un éxito.

En este post simplemente me gustaría reflejar algunos apuntes e ideas que me parecieron que valía la pena compartir con todo aquel que desea un mundo mejor, una sociedad más sostenible, que al fin y al cabo ése es el objetivo de los ODS.

Son 17 los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), pero todos ellos contienen elementos básicos.

  • Todos y cada uno de nosotros (ya sea a nivel particular o empresarial) tenemos un papel fundamental, al fin y al cabo se trata de responsabilidad con uno mismo y con los demás, dentro de un marco de justicia con la sociedad y el medio ambiente.
  • Los ODS se convierten en una oportunidad para la empresa, pues aquella Empresa que hace bien las cosas dentro, se refleja fuera, es decir, aquellas que siguen un modelo de negocio ético y responsable como un modo de trabajo (no una moda, desde la ética y no la estética), son las que generan confianza y las que rentabilizarán la inversión.
  • Se trata de un enfoque holístico , no podemos trabajar los ODS como elementos independientes, sino que el trabajo en uno va a influir en el resto, tratándose de un modelo transversal y no individualista.
  • Es importante trabajar desde la innovación, ésta debe realizarse desde la acción y el cambio, pues esta innovación va a ser la que hará mejorar la competitividad.
  • Un punto importante que quiero resaltar es el papel de la alianzas, éstas deben hacerse con prudencia, pues una buena alianza es aquella que tiene un buen aliado, con objetivos comunes y la búsqueda de un mismo fin.
  • Los ODS deben servirnos como una herramienta de gestión dentro de la empresa (y a nivel personal), pues nos abren posibilidades de continua mejora y evolución.
  • Las Administraciones tienen también un papel fundamental y en su hacer deben actuar siguiendo los ODS y ser coherentes con aquellos que trabajen desde esas premisas, apoyando a aquellas empresas y/o autónomos que actúen desde la responsabilidad y coherencia.

No podemos olvidar que la empresa en la sociedad actúa como un agente de cambio, y es importante que integren valores y propósitos y no sólo busquen beneficios económicos, pues son ellas las que tienen un deber con la sociedad y las que pueden ayudar a un cambio en el mundo. Los valores y los propósitos son los que llevan a cambiar a la sociedad, por lo tanto necesitamos empresas con valores, propósitos y metas.

Lo más importante de los ODS para mí, es que son aplicables a nivel personal, como un modo de vida a nivel individual, si cada uno de nosotros vivimos nuestro día a día integrando los objetivos en nuestra vida diaria, hará que el cambio sea posible, pues tenemos la responsabilidad para que ese cambio sea viable.

No podemos dejarlo en mano de las empresas simplemente, sino que debemos integrarlo en nuestro hacer diario, desde un consumo responsable y sostenible. Por ejemplo cuidando el medio ambiente cuando salimos de fin de semana y con acciones diarias que ayuden a un mundo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *